miércoles, 28 de abril de 2010

Mi abuelo


Un hombre espectacular. Un hombre que de muy pequeña me enseño a caminar y sin esperar nada a cambio me dio todo su amor. Ese hombre es mi querido abuelo, mi querido papi. Es una persona muy fuerte. Desde muy joven le gustó hacer muchas cosas, tuvo muchos talentos y nose como, pero de alguna manera pudo cumplir todos sus sueños. Es todo un sabio, tiene todas las respuestas a todas las preguntas del mundo. Fue un gran abogado, un gran maestro de ingles y fue el mejor director de Ica. Su voz al cantar puede encantar a cualquiera, no hay manera de prevenir no quedarse con la boca abierta. Desde el 12 de septiembre del 1993, mi abuelo pudo darme todo el amor de un padre. Me acuerdo perfectamente esos tiempos. Como le encantaba grabar todos mis movimientos, llevarme en sus brazos cargada y de vez en cuando hacerme volar. Todas las noches me paseaba en la camioneta y me hacia dormir en su pecho. Todos los fines de semana ibamos al aeropuerto a ver despegar las avionetas hacia el cielo. Le gustaba darme de comer y disfrutaba mucho ver las peliculas de Disney conmigo, las grababa todas para mi, y aún las tiene con él. Con el pasar de los años me enseñó muchas cosas. Todas las noche nos subiamos al techo y con su telescopio le poníamos nombres a las estrellas, "Una lleva tu nombre" siempre me decía mi abuelo. Es un abuelo atleta. Me recogía a la salida del colegio: desde inicial hasta el último día de sexto de primaria. Un día vendió la camioneta, esa camioneta que con él tengo miles de recuerdos, pero no desapareció de nuestra vida porque por mucho tiempo la veíamos muy seguido. Mi abuelo es de esas personas que tiene mil maneras de hacer las cosas, es una persona que tiene unas manos creadoras de lo maravilloso. Ahora con sus años pesados, tengo mucho miedo de sus días. Tengo miedo de lo que le pueda pasar y de lo que yo no pueda arreglar. Todos dicen que su vida esta llegando a un final, yo no lo siento ni lo creo. Me alejé un poco de él, por motivos de la vida, ahora lamento que haya tenido que ser asi, porque no creo que el tiempo pasado junto a él haya sido el que yo realmente hubiera querido que fuera. Hasta ahora no puedo decirle sinceramente lo mucho que lo quiero y cuento deseo que este bien, tal vez sea por tu postura ruda que lleva puesto cada día de su vida, ahora lo veo y un hincón siente mi corazón, verlo el día de ayer tan ágil y activo y ahora, apagado y dormido ¿porque me lo vas quitando de esa manera Señor? Julio William Cruces Zavala es parte de las paginas de mi vida, es el creador de la persona que soy en mi presente, es mi viejo compañero, mi papá y en general es mi para siempre y adorado abuelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario