martes, 8 de febrero de 2011

Solo quiero caminar.

Durante unos cortos días cerca a mi casa, con los problemas de unos vecinos, pude entender que hay personas que solo viven de otras. Una mujer toda desgastada y maltratada de tanto seguir insistiendo por el amor de su marido que ya no siente ninguna pisca por ella. Es realmente penoso ver todo ese show porque con el amor que tuvieron en algún tiempo atrás trajeron al mundo a dos niños que no merecen esta vida de ahora, una de 9 años y otro de 4. Día a día el marido se retira de la casa en altas horas de la mañana y no regresa hasta la hora de dormir que para él son a la 1:00 ó 2:00 am (menuda hora de regresar a casa) mientras la mujer con sus dos hijos despiertos esperando al padre y con la luz de la sala prendida se desvela pensando que estará haciendo el marido o con quién se encontrará a esa hora. Yo me despierto de vez en cuando a la cocina para tomar un vaso de agua y veo tanta actividad en esa casa pero a veces el carro no esta en la cochera. La mujer viene a mi casa para tener conversaciones con mi madre, para que pueda sentir que alguien la escucha en este mundo y para encontrarle alguna solución a su destrucción matrimonial. En serio se los digo que es muy triste llegar a tu casa y ver a tu madre abrazar a una mujer que llora descontroladamente porque su marido ya no la quiere y se quiere marchar de la casa y ver a unos niños que no entienden de los problemas de los adultos y que simplemente esperan a su padre como dos niños buenos. Yo supe sentirme mal por ellos, supe entender lo que pasaba sin saberme toda la historia, supe muchas cosas porque con tan solo ver sus caras te dicen mal que mil palabras. Ahora, hace unos días tuvieron una conversación que parece que fue para bien, el padre ahora llega a la hora correcta, pasa tiempo con sus hijos que es lo mas importante y respeta la casa pero eso si, las cosas con la mujer ya no son las mismas. Para esos días que parecía que todo ya estaba mejorando, llega un día la mujer a mi casa para decirle a mi madre que ahora si su marido esta completamente seguro de que se quiere marchar de la casa, una no muy esperada palabra esperaba mi madre pero parece que ya no tiene solución ese matrimonio. El marido que es amigo de mis padres vino después de tiempo a mi casa para conversar con ellos, y les informó que solo estaría por esta residencial unos días mas. Lamentablemente se ve que ya es algo definitivo que esa familia se va a destruir pero lo que mas pena me da son los niños que no tienen la culpa de nada en este problema, que de un día para otra se queden sin un padre que ya no quiera a su madre, que desde ahora en adelante tengan que despertarse sin un integrante de la familia y solo les quede extrañar o preguntar por él. Que lamentable toda esta situación que ahora hace poco mis ojos pudieron verlo para ahora narrarlo como algo que pasa diariamente en varios hogares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario