domingo, 21 de julio de 2013

Ahora escribo sobre ti

Hace ya un largo tiempo que escribo sobre ti.

Al principio mis relatos eran sobre mi novio de hace muchos años. Escribía cosas bonitas pero las escribía con palabras de niñas. Para ese entonces seguía siendo una niña aún. No importaba si escribía porque lo amaba o porque terminábamos, la cosa es que el se apoderó de mi blog hasta que se termino el amor.

Luego de el comencé a escribir sobre lo que me pasaba o lo que le pasaba a los demás. Ya no tenia una persona específica sobre quien escribir y eso me dio mas libertad y fluidez en mis palabras. Me gustó cambiar de tema. Me gustó ese nuevo cambio.

Pronto no demoró en llegar un nuevo chico. Un gran amigo para mi, un gran amante en otros momentos. Se acopló a mi vida como todo un experto en eso. Me enseñó cosas nuevas, me sacó de mi mundo y me dio un giro totalmente diferente. Muchas cosas ahora se las debo a él, porque hizo que aprendiera a ver la vida de diferentes formas. Me endulzó con su ternura. Se le notaba mucho la falta de amor que le hacía falta y con el corto tiempo que pasamos juntos, yo con todo el cariño que le tome en ese tiempo, yo, se lo di sin ninguna garantía. Lo que buscaba era verlo feliz, ver esa sonrisa que tanto lo hace resaltar, ver sus ojos achinarse al sonreír y escuchar de su boca todos los apodos que me decía día a día. Él muchas veces si me extrañaba de verdad, y eso para mi valía mucho.

Esa relación que decidimos no ponerle nombre terminó en una dulce amistad. Aún lo recuerdo y pienso en él, pero como un viejo amigo al que nunca podrás dejar de querer. No sabría decir si llegue a enamorarme de él, pero si fue así, ahora puedo decir que ya no lo estoy en absoluto.

Ahora solo pienso en ti y solo escribo sobre ti. Es algo irónico porque esta conexión entre los dos tampoco tiene un nombre. Solo tiene magia y cariño rodeandonos cada vez que nos miramos a los ojos. Ahora tu eres el que se a adueña de este blog pero siempre marcando tu estilo de diferencia. No eres igual a los demás y eso te hace una persona aún mas especial. Aveces te analizo en sueños, aveces pareces ser mi otro "yo", pero aveces, solo aveces. Quisiera tener las cosas un poco mas claras. No me gustaría correr contigo, porque desde que te conocí he aprendido a tener paciencia con tu amor. He aprendido que lo bueno siempre se hace esperar. Que lo verdadero se da con los años. Contigo he aprendido a sonreír flotando en el cielo. He aprendido a perderme en tu mirada pero sin sentirme sola ni desamparada. He aprendido que la vida siempre te da sorpresas sea donde sea que estés. Yo vengo desde tan lejos, de otro país, de otro continente y mirarnos ahora, tu y yo... Quien lo diría no? Me sorprendes cada día y me gusta que lo hagas. 

Me haces sentir cosas que no puedo controlarlas y es que tampoco quiero.controlarlas, y eso que a mi me gusta tener todo muy bien manejado.
Muchas veces cuando te miro desearía no verte sonreír, es algo imposible e irónico, pero cuando te veo sonreír siento claramente como los músculos de mi corazón entran en agitación. Haces que se acelere y se detenga mi corazón al mismo tiempo, y creo que eso puede ser algo peligroso.

Ahora escribo sobre ti porque no quiero de alguna manera que te vayas. Porque quiero poder recordarte las veces que quiera. Porque quiero que este blog ahora tenga sabor a ti, por mas que no seamos nada. Porque quiero que dures conmigo, con mi vida que se esta escribiendo, con mis buenos momentos a tu lado, con tus sonrisas regaladas. Me estas volviendo loca (en el buen sentido de la palabra), y por todo este tiempo conociéndote sé, que si al final esto no tiene un camino que se pueda mirar mas allá, se que contigo abre ganado una verdadera amistad llena de sonrisas, risas y un poco de ganas de querer mas.

Bonito (como yo te digo), bonito es todo lo que tu traes y dejas a tu paso. Y solo para acabar, quiero decirte una cosa. No sé si alguna vez leíste, lees o leerás este blog. Sé que sabrás que hablo de ti, sé que tal vez te pueda sorprender las cosas que leas sobre ti, sé que puedo perder, como se también que te puedo ganar. Pero por favor, no te alejes. Esta soy yo, la chica que has conocido y con la que has entablado una extraña y linda conexión, con la que te gusta sonreír y con la que viste de casualidad una estrella fugaz, antes de mirarnos a los ojos para volver a sonreír.

1 comentario:

  1. Que bonito sentimiento es que se siente en estas palabras. No muchas personas llegan a ser sinceras con las cosas que le pasan y que sienten en estos momentos.

    ResponderEliminar