martes, 16 de julio de 2013

El beso

Un beso que me dure toda la vida es un beso que no se puede olvidar. Es un beso que se da con alevosía y premeditación, con toda la mala intención de embrutecer a quien se besa. Es un beso que cambia y modifica la estructura neuronal de alguien para que no pueda dejar de pensar en ese momento, ese beso, esa persona. Nunca podrá dejar de pensar en el clima, la ropa, el lugar, la hora. Que no se pueda olvidar cada escena de ese momento, que con el primer tacto le los labios al terminar quieras seguir teniendo aún más. Un beso que no te deje dormir por días y que invada todos tus sueños. Un beso que te deje sabor a esa persona, que te deje huella, que te deje boba.

Un beso para toda la vida es para que no se olviden todos los otros besos y para que, si algo sale mal, siempre se comparen los demás besos con este. Que en un principio no avise, llegue de sorpresa y de forma inesperada. Un beso a oscuras, a escondidas, en público, en el mar, en cualquier lugar puede ocurrir, no hay reglas para que tengan un mejor efecto.

Un beso para toda la vida solo tiene una primera impresión, por eso tiene que ser perfecto, único, necesario. Tiene que tener ganas, deseo, amor, tiene que rodearse en un ambiente lleno de pasión. Tiene que ocurrir con los ojos cerrados y con la imaginación despierta. Que ese beso se guarde en el recuerdo, en la memoria, en el destino de esa persona. Que tenga un sabor que tenga como significado el cariño, que te deje con una vibración y que de vida a cualquier mariposa que halla sobrevivido en el estómago.

Que ese beso no pase de moda en tus recuerdos. Que sea fácil de recordar pero difícil de olvidar, esa es la primera función. Porque ese beso para toda la vida solo puede venir de una persona, solo de una.

Que no pueda salir en los horóscopos, ni en las películas, ni en los libros, que nadie sepa cuando viene ni como se da. Un beso así que se da cuando nadie ve nada, porque es tan privado y tan íntimo y tan increíble que nadie debería de verlo. Un beso que me dure toda la vida es para que me alegre cuando esté triste porque tu estas de viaje o porque peleamos. Un beso de la vida así es como una garantía. Todos los demás besos tienen que querer ser ese beso, un beso que sea digno de verso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario