martes, 20 de agosto de 2013

Punto y coma

Hoy he amanecido sintiéndome un poco confusa, rara. Una amiga me dijo que lo había visto el fin de semana pasado y que esta muy arrepentido de lo que me había hecho, que tenía muchas ganas de que ya fuera a su pueblo para hablarlo mejor y pedirme disculpas de nuevo. Me dijo todo esto y mientras me lo decía, no sé porque motivo pero me entristecía. Antes tenía muchas ganas de verlo, de hablar con él, de reírnos juntos, antes esperaba todo ese tiempo con ternura y entusiasmo, sin embargo ahora lo espero de forma dolorosa, porque se que cuando lo vea le diré cosas que no le gustarán y que hasta le puedan llegar a doler. No lo hago a propósito, pero necesito que sepa que me ha decepcionado, que me ha dolido lo que me hizo, que me ha defraudado.
Si tan solo me hubiera dicho las cosas tal como eran, si no me hubiera mentido, o tal vez si no hubiera ido creo que nada de esto estaría pasando. Ahora siento que no quiero verlo, no quiero volver a tocar ese tema que tanto me incomoda, que tanto me molesta. Lo veré, no porque tenga ganas sino por él también estará ahí. Lo veré aunque también podría evitarlo, se que podría hacerlo pero al mismo tiempo no quiero.
Me siento tonta por todo esto que siento, desde ese día me costaba superarlo pero para ser sincera, ahora ya he dejado de hacerlo. He podido olvidar ese mal momento y también he podido dejar de pensar en él. Siento que ya nada es lo mismo por mi parte, y quiero esperar a ver que más me quiere decir. Yo lo quiero y por ese motivo no quiero estar así con él, por eso he dejado las cosas en el pasado tratando de hacer como que nada de esto hubiera pasado. La única forma para que esto sea como antes, sería que el ponga de su parte para yo volver a sentirme confiada de él.
No sé si lo hará, no sé si lo aceptaré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario