sábado, 24 de mayo de 2014

Cuando vas a cerrar tus ojos por mi?

Todo tenía sentido. 
La forma de mirarnos o la forma de tocarnos. La manera en que decías mi nombre con una entonación tan dulce y una mirada tan tierna. Creo y estoy segura que no todos han vivido alguna sensación parecida a la que yo he vivido contigo. Pero, por qué te fuiste sin ningún beso o sin palabras que aclararan a este corazón tan derrotado?
Tengo como sentido toda las cosas de buen agrado. No soy el tipo de persona que tiene miles de amigos, sino de las que cuida a las que verdaderamente vale la pena, ya sean muchos o pocos. Es imposible que yo pueda negar que contigo todo fue como tipo de magia, como tipo de algún hechizo de intensidad completamente descontrolada. No había mejor etapa que cuando te conocí, no la hubo. Contigo poco a poco fue como caminar sobre los carriles del tren, podía seguir caminando hacia adelante o si quería, podía retroceder, pero siempre iba a existir ese peligro que en cualquier momento iba a aparecer, porque sí, porque contigo tenía que aparecer. Fue en ese momento que la vida me demostró de nuevo que no se encontraba de mi lado. Fue en ese momento que de nuevo me sentí perdida, como si estuviera hablando de un tema nuevo. Yo ya quería dejar de seguir caminando en una soga insegura, en una nube llena de agua, en palabras cubiertas de mentiras. Yo ya quería parar con toda esta farsa pero la vida no me cortaba la cuerda. Recuerdo la última vez, esa conexión en tus ojos. La recuerdo ahora mismo porque es que ya no quiero seguir teniéndola guardada. La recuerdo ahora mismo porque quiero que sea la última vez que quiera querer recordarte, y lo digo de esta forma tan segura y al mismo tiempo tan déspota que me duele un poco el que yo hable así de ti.
No te voy a mentir, pero siempre me pregunté el por qué nunca llegaste a algo serio conmigo. Muchas veces me ponía a pensar en como sería todo sin dolor, si mis locuras al soñarte se hicieran realidad y todo fuera tan y como yo lo planeo. Porque nunca me elegiste a mí que tenía tanto para darte? Por qué?
Puedo contar de que esto fue una historia sin principio ni final, que siempre tuvo un nudo mas grande que cualquier otra cosa, pero lo tuvo sin motivos y sin pretextos, los tuvo porque sí, porque así tal vez nos entendíamos mejor. Quien sabe si te merecía o si tu me merecías a mi, quien sabe si a la vuelta de la esquina me vea nuevamente contigo. Que es lo que serás de aquí a unos años para mí? Que serás?
Después de mucho tiempo hoy es el día en que me puse a pensar en ti. Creo que ya había sido una temporada muy larga cuando en mi cabeza solo eras tú, pero ahora ya es una forma de recordarte de forma diferente, de forma especial, porque en realidad es ahora como te veo a ti, como alguien que viene y va. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario