lunes, 16 de marzo de 2015

Serendipia

Me gustaría que fueras efímero, 
pero eres indeleble. 

Yo soy luminiscencia pero me convierto en un sol cuando estas a mi lado. La soledad te repudia porque me alejas de ella y con ella también se aleja el olvido que tanto te hace falta a ti. Porque mi mundo con tus manos acariciando mi silueta se vuelve en una aurora, en una cámara oscura dentro de mi habitación de la que algún día te hable. Porque me vuelves incandescente con tus besos, caliente y congelada, solo eso me pasa contigo, solo esos efectos suceden en tu cama. En este momento de Epifanía me quedo sin palabras, prefieren esconderse detrás de mi mirada y transmitirse a través de ellas. Sabes convertirte en mi arrebol, pero sobre todo eres mi serendipia de la que no me arrepiento. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario